" EL REFLEJO DE LA VIDA"

lunes, julio 05, 2010

Siempre ten presente que.....
La piel se arruga
El pelo se vuelve blanco
Los días se convierten en años
Pero lo importante no cambia...
Tu fuerza y convicción no tiene edad.
Tu espíritu es el plumero de cualquier tela de araña

Detrás de cada linea de llegada hay una línea de partida.
Detrás de cada logro hay otro desafio.
Mientras estés vivo, siéntete vivo.
Si extrañas lo que hacias vuelve a hacerlo.

No vivas de fotos ni recuerdos.
Continua aunque todos esperen que renuncies y lo dejes.
No dejes que se oxide el hierro que hay en ti.

Haz que en vez de lástima te tengan respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar camina.
Cuando no puedas caminar, utiliza un bastón.
Pero...¡ Nunca te detengas, por favor!

¿Sabes por que has podido llegar a esta reflexión?
Porque has entrado en un estado de sosiego y tranquilidad personal.

A veces deseamos vernos a nosotros mismos, y nos olvidamos que si deseamos hacerlo, necesitamos de la paz y el sosiego interior.

La rutina diaria y las tensiones provocadas por el estrés impide que podamos rebuscar en nuestro interior para comprobar cómo somos realmente, asi como percibir cómo son las personas que nos quieren o nos rodean.

Así pues, tómate tu tiempo y descansa. Siempre es necesario un parón en el camino para poder continuar.
Hasta otro ratito amigos.....

5 comentarios:

María dijo...

Es necesario descansar, la vida diaria, la rutina, puede llegar a agobiar.

Te deseo una feliz semana.

Un beso.

Alfonso dijo...

El tiempo, el implacable, el que pasó,
siempre una huella triste nos dejó,
qué violento cimiento se forjó
llevaremos sus marcas imborrables.

Aferrarse a las cosas detenidas
es ausentarse un poco de la vida.
La vida que es tan corta al parecer
cuando se han hecho cosas sin querer.

En este breve ciclo en que pasamos
cada paso se da porque se sienta.
Al hacer un recuento ya nos vamos
y la vida pasó sin darnos cuenta.

Cada paso anterior deja una huella
que lejos de borrarse se incorpora
a tu saco tan lleno de recuerdos
que cuando menos se imagina afloran.

Porque el tiempo, el implacable, el que pasó,
siempre una huella triste nos dejó.

Jabo dijo...

Muy bueno el post, Alejandro.
Estoy en la fase de "cuando por los años no puedas correr, trota."
Lo importante es seguir adelante disfrutando día a día.
Un abrazo. Jabo

MIGUEL ANGEL dijo...

Sí María es necesario, ojalá tuviera un respiro para poderme tomar un descanso. Pero el verano está hecho para los ricos. Hay que aprovechar ahora que luego son lamentos.
Gracias Alfonso por tu precioso poema. A mi me gusta aferrarme a los recuerdos porque me sirve de experiencia aunque siempre procuro mirar para el horizonte para poder seguir adelante.
Bueno eso de no poder correr y trotar, Javo es una metáfora. Pero vamos que muchos estamos en ese nivel y aunque los años lo evitemos siempre hacen estragos en uno. Un abrazo.

SOMMER dijo...

Espero que esos momentos, me llegen antes de la vejez... Será buen síntoma.

Abrazos amigo.