"¿CÚANTO HEMOS CRECIDO..... O TAN SÓLO HEMOS ENVEJECIDO?

lunes, julio 19, 2010


Hola a todos. Siento estar tan desconectado del blog pero mi situación laboral me roba mucho tiempo y me hace casi imposible poderles dedicar el tiempo que quisiera.
No obstante, hoy empezaré el post contando la historia sobre una mujer que a pesar de su avanzada edad quiso crecer como persona y hacer realidad un sueño que espero sirva de ejemplo para muchos jóvenes que se quedan en el camino estancados.

Aquí os dejo esta historia :

"Eh, muchacho... Mi nombre es Rosa. Tengo ochenta y siete años de edad. ¿Puedo darte un abrazo?"... Me reí y respondí: "¡Claro que puede!".
Y ella me dio un gigantesco apretón.
"¿Por qué está Ud. en la facultad en tan tierna e inocente edad?", pregunté.
Respondió juguetona: "Estoy aquí para encontrar un marido rico, casarme, tener un montón de hijos y entonces jubilarme y viajar".
"Está bromeando", le dije. Yo estaba curioso por saber qué la había motivado a entrar en este desafío con su edad; y ella dijo: "Siempre soñé con tener estudios universitarios, y ahora estoy teniendo uno".

Después de clase caminamos hasta el edificio de la unión de estudiantes, y compartimos un helado. Nos hicimos amigos instantáneamente.

Todos los días en los siguientes tres meses teníamos clase juntos y hablábamos sin parar.
Yo quedaba siempre extasiado oyendo a aquella "máquina del tiempo" compartir su experiencia y sabiduría conmigo.

En el curso de un año, Rosa se volvió un ícono en el campus universitario y hacía amigos fácilmente dondequiera que iba. Adoraba vestirse bien, y se reflejaba en la atención que le daban los otros estudiantes.
Estaba disfrutando la vida..

Al fin del semestre invitamos a Rosa a hablar en nuestro banquete del equipo de trabajo de clase. Fue presentada entre los demás compañeros.
Un día tras una entrega de premios se le presentó al público y se le hizo partícipe del mismo.
Cuando comenzó a leer su charla preparada, dejó caer tres de las cinco hojas al suelo.
Frustrada, tomó el micrófono y dijo simplemente:
"Discúlpenme, ¡estoy tan nerviosa! ..Nunca conseguiré colocar mis papeles en orden de nuevo, así que déjenme hablarles sobre aquello que sé".
Mientras reíamos, ella despejó su garganta y comenzó: "No dejamos de jugar porque envejecemos; envejecemos porque dejamos de jugar".

Existen solamente tres secretos para que continuemos jóvenes, felices y obteniendo éxito:
1. Se necesita reír y encontrar humor en cada día.
2. Se necesita tener un sueño, pues cuando éstos se pierden, uno muere.
¡Hay tantas personas caminando por ahí que están muertas y ni siquiera lo sospechan!.
3. Se necesita conocer la diferencia entre envejecer y crecer...

"Si usted tiene diecinueve años de edad y se queda tirado en la cama por un año entero sin hacer nada productivo, terminará con veinte años... Si yo tengo ochenta y siete años y me quedo en la cama por un año y no hago cosa alguna, quedaré con ochenta y ocho años...

Cualquiera consigue quedar más viejo. Eso no exige talento ni habilidad.
La idea es crecer a través de la vida y encontrar siempre oportunidad en la
novedad.
Los viejos generalmente no se arrepienten por aquello que hicieron, sino por aquellas cosas que dejaron de hacer.
Las únicas personas que tienen miedo de la muerte son aquellas que tienen remordimientos".

Al fin de ese año, Rosa terminó el último año de la facultad que comenzó tantos años atrás.
Una semana después de recibirse, Rosa murió tranquilamente durante el sueño.
Más de dos mil alumnos de la facultad...... fuimos a su funeral en tributo a la maravillosa mujer que enseñó, a través del ejemplo, que "nunca es demasiado tarde para lograr todo aquello que uno puede probablemente ser".

Aqui os dejos está música mágica para que podamos buscar en nuestro interior esa fuerza capaz de hacernos seguir y encontrar nuestro otro yo personal.






16 comentarios:

__MARÍA__ dijo...

Miguel Ángel, me has dejado epatada.
El ejemplo de vida que nos relatas de Rosa me viene hoy especialmente bien. No sabes cuanto.
Espero no llegar tarde a cumplir mis sueños.

Besos

MAMÉ VALDÉS dijo...

Sabiduría y ejemplo a seguir, un gran saludo, mejor crecer que envejecer.

MIGUEL ANGEL dijo...

No lo creo. Para muchos los sueños son unos retos y que la mayoría tenemos casi cumplidos. Sin embargo hay otros que todavía están en camino de poderlos cumplir. Caso el mio... je je je que aún sigo luchando por lograr un puesto en el Ministerio de Educación para demostrarles mi vocación y amor pòr los más pequeños. Un abrazo.

Jabo dijo...

"No dejamos de jugar porque envejecemos; envejecemos porque dejamos de jugar".
....
Impresionante, me gustaría tener esa actitud a tanta edad.
Gracias por poner la historia Miguelm Angel, me ha encantado.
Abrazo. Jabo

María dijo...

Ojala que tu sueño se vea cumplido, Miguel Angel, a pesar de todo, no te rindas nunca, yo tengo un familiar cercano que, al final, logró, después de mucho tiempo y esfuerzo, tras su lucha constante, su puesto.

Un beso.

Alfonso dijo...

Envejecen los objetos, nunca las personas. Las personas sólo nos oxidamos :-P pero con un poco de diclofenaco, myolastán, un buen protector y cariñitos, nos ponemos como robles :-P

Red. dijo...

Te dejo un gran beso en el dia del amigoooooooooooo!!

SILVIA dijo...

"hay tantas persona por ahí que están muertas y ni siquiera lo sospechan"
maravillosa Rosa!!!! Entrañable, sabia, auténtica. Quiero ser como ella, si, sin duda.
Besazos!!!

MIGUEL ANGEL dijo...

Eso es verdad Silvia. Gente que que no buscan crecer como personas sino más bien mantenerse y secarse como las plantas hasta que se marchitan.
Conosco tantas.. uff si te contara.
Un beso.

MIGUEL ANGEL dijo...

Gracias Maria. No, no pienso tirar la toalla. Jamás lo haría porque entonces de nada me serivirá haber empleado tanto tiempo en alcanzar un sueño y sobre todo proponerme eso reto. Un beso.

MIGUEL ANGEL dijo...

Gracias a tí Jabo. Me gusta compartir con los más allegados estas experiencias que se que para muchos les servirá de ejemplo y valía para iniciarse en un reto como es la formación complementaria a algo que dejó o se inció. Un abrazo.

MIGUEL ANGEL dijo...

Gracias Red.

MIGUEL ANGEL dijo...

Uy eso me pasa a mi Alfonso. Que estoy oxidado y mi maquinaria necesita reposo.... Ainss los años.. que pesan ...

Marina dijo...

Ya había leído esta historia, pero cada vez que la leo parece nueva e impresionante.
Un fuerte abrazo.

Maripaz Brugos dijo...

Miguel Angel, que bonita historia has compartido con nosotros.
Me apasiona la actitúd de Rosa.Pienso que uno deja morir los sueños cuando la vejez de espiritu, se adueña de su corazón.
¡ah! estoy segura que al final lo conseguiras, tienes un álma joven, se nota por tus escritos.

Mil besos

MIGUEL ANGEL dijo...

Maripaz muchas gracias.