¡ Qué verguenza madre !

miércoles, enero 27, 2010

¿Alguna vez pasaste vergüenza? ¿ Por qué nos sucede esto? ¿Qué entendemos por vergüenza?. Muchas veces me he puesto a reflexionar sobre el tema y no llego a comprender qué es lo que nos provoca tanta vergüenza, por ejemplo cuando entramos en un servicio de caballero y lo único que piensas es en salir rápidamente de allí o cuando entras en una tienda y quieres cambiarte para probarte ropa..etc.

Es curioso pero creo que casi a todos nos pasan igual. Sin embargo, en el caso de las mujeres es completamente distinto. ¿Será que las mujeres lo tienen más superado?.

Esto es quizás una cuestión de menor magnitud que lo que puediera suceder con algunas familias, que por su estatus social o por cuestiones de ética moral pasan verguenza ajena por tener a un hijo/a con tal enfermedad, discapacidad, problema de conducta, etc. Espero que nadie sufra de esta experiencia. Porque entonces tendríamos que hablar de un grave problema.

Pero profundizando en el tema, lo que si está claro es que todos/as pasamos vergüenza por motivos distintos. Se habéis preguntado alguna vez: ¿ Cuáles son las razones por la que hemos sentido vergüenza.? Son muchas ¡verdad ! Pero no creo que ahora tenga que dar un explicación sobre ellas.

Intuyo que cada uno de nosotros/as conoce sus razones. Después de hablar sobre la vergüenza me ha suscitado un poco de curiosidad y he decidido documentarme sobre el concepto de vergüenza. Según he podido leer la vergüenza es definida como una condición de humillación. Además en la mayoría de las veces conduce a la depresión , sentimientos de inferioridad y otras emociones.

No me identifico yo con esa definición y ¿ ustedes? Pero continua y dice que se considera una emoción que está atrapada en el deseo de ser aceptado por los demás. Es curioso verdad.

No se qué pensar. Yo tengo otro criterio sobre el concepto de vergüenza y creo que todos lo sabemos por experiencia propia.

Pero no me quiero despedir sin que podais ver este Tráiler de la película 'La vergüenza'. Dirigida por David Planel.

15 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Muy hermoso post y espacio.
Te enlazo con permiso para seguirte mejor.

Cálido abrazo.

María dijo...

Hola:

Descubro tu blog, gracias al de Marina, y me parece muy interesante este post.

Muchas veces he pasado verguenza por diversos motivos, creo que todos alguna vez lo hemos pasado, y sobre todo, en el caso que comentas.

Si por ejemplo, te equivocas y vas al servicio de los hombres o mujeres, al entrar despistado, y ver allí a los del sexo contrario, te llevas un buen corte.

O por ejemplo, cuando tropezamos y caemos al suelo, en vez de mirar a ver si nos hemos hecho daño, lo primero que hacemos es mirar a los lados para ver quién nos ha visto.

Un saludo, y encantada de haber estado aquí y haberme permitido opinar.

Si quieres, puedes visitar mi pluma de cristal, estás invitado.

MIGUEL ANGEL dijo...

Muchas gracias María. Lo tendré muy en cuenta.

MIGUEL ANGEL dijo...

Muchas gracias Paco por compartir tu satisfacción al leer mi post.

María dijo...

Gracias por haber tenido el detalle de haber ido a conocer mi blog, dejar tu huella y enlazarme.

A partir de ahora, tu blog, tendrá una nueva seguidora, porque me encantó tu blog, y con tu permiso, le dejo enlazado en mi lista de blogs, porque quiero seguirte a partir de ahora.

Saludos, Miguel Ángel.

María José dijo...

Hola Miguel Angel, me paso a visitarte y me ha encantado esta entrada. También me ha gustado mucho la entrada de la Kina San Clemente, ¡qué buenos recuerdos!
Por cierto, gracias por tus bonitos comentarios. Un abrazo.

MIGUEL ANGEL dijo...

Las gracias a ti María José. Es un placer, además siempre estamos para eso para intentar que pasemos un buen rato entre esta familia de amigos/as como somos los blogueros.

Alfonso dijo...

Ummm la vergüenza, es una especie de mecanismo de defensa que nos protege del exterior. Sentimos vergüenza cuando nos sentimos débiles e indefensos. Pero si estamos seguros de nosotros mismos ¿qué más da la opinión de los demás?
Yo de chico era vergonzoso. Ahora me da igual. En cuánto a la vergüenza corporal, que mire el que quiera y si no, que mire para otro lado.
En cuánto al ridículo en público, poco me importa ya.
Leí un estudio por ahí hace tiempo, que los animales tienen también vergüenza, y que coinciden con los humanos en que el acto que más vergüenza nos da es que nos pillen 'haciendo caca'. jeje. Ahí sí que estamos indefensos.
Pero ahora a mi edad, la vergüenza que más vergüenza me da, es la vergüenza ajena.

MIGUEL ANGEL dijo...

Ahí si llevas razón Alfonso.Con los años uno se va haciendo a la verguenza y al final sin saberlo lo tomas como algo que forma parte de tí. Así que al final te olvidas de ello. Me alegra saber que de la única verguenza que tienes es la ajena, porque ahi si que a muchos/as les pasan y sobre todo a mi.

Maripaz Brugos dijo...

La verguenza, la mayoria de las veces, tiene sus raices en la inseguridad de la persona.

El miedo a hacer el ridicúlo,el tener complejo de inferioridad, nos provocan verguenza con frecuencia.

Solo una personalidad madura y segura de si misma, combate la verguenza con soltura.

Un abrazo

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

VERGÜENZA... LA DEJAS SOBRE LA MESA... CON LA INQUIETUD RESPECTO DE CUÁL ES MI PROPIA OPINIÓN... INTERESANTE... AGRADABLE DE LEER... Y DE ESCRUTAR... GRACIAS PORQUE ME HICISTE MIRAR DENTRO...

UN ABRAZO

MIGUEL ANGEL dijo...

A tí Blanca por visitarme y dar tu opinión ya que sin ello no podría expresar estas inquietudes.

MIGUEL ANGEL dijo...

Ahi si llevas razón. Un abrazo.

Red. dijo...

Vaya reflexión!! Muy bueno tu blog.

Creo que es lógico que tengamos miedo al descoloque, a hacer algo fuera de lugar, pero es cierto hay quienes eso lo tienen aumentado y viven reprimiéndose, -a quien no le pasó?- cosa que me parece un despropósito total. Que nos acepten como somos!! qué mejor...

Te dejo una reflexión al respecto que no es más que un mero punto de vista.

Suerte!!

http://red-zone-maybe.blogspot.com/search/label/Autenticidad.

Te dejo un gran beso.


}

MIGUEL ANGEL dijo...

Gracias por tu opinión. Se agradece tu visita.