Un viaje hasta el infinito universo, hacia nuestra verdadera esencia.

jueves, febrero 14, 2013

Hace tiempo que no escribo porque he estado ausente por cuestiones personales. No por ello quiero dejar en abandono este espacio que con tanto amor, esmero y atención he dedicado por el transcurso del tiempo. Así pues hoy quisiera dedicar esta entrada a la memoria de un amigo incondicional que nos dejó hace poco y que me dejó como legado sus palabras hechas realidades. Esta cita, aunque no es mía, las transcribo aquí para que en su esencia queden eternas. "El Universo es una fábrica de sueños". (Miguel Ángel Darshan), 

Así mismo homenajeo a mi tocayo con el poema de Madhava Mario García Antelo, otra persona a quien quiero mucho, y que dedica desde su más profundo corazón.



 "Soñé que era una piedra nadando en el Cosmos Supremo.
 Y que mi aroma a cantera, deseaba ser una rosa. Soñé, desde una rosa, renaciendo en forma Humana.
 Un día llegó la muerte y mis pétalos besaron el humus de la Tierra. Soñé como un terrón, ser una bella gacela. 
 Un día llegó el Hombre y tomó mi vida en su flecha. Soñé desde el Ser humano que la vida era un ensueño. Y luego me desperté… en las manos del Bien Amado. Revélame Bien Amado.
 ¿Dónde nos lleva la muerte? ¿Venimos muriendo al vivir?
 ¿Es por eso que recuerdo cuando era flor de cerezo?
 Tan pronto estaba perfecta, flotaba inerte en el viento. Revélame Bien Amado.
 ¿Es bendito mi ángel tierno oscilando entre la Luz y la Sombra?
 ¿Hay ahogo y agonía más allá de nuestro cuerpo? Muerto mi ángel visionario… ¿Será piedra en el camino? ¿O una rosa boca arriba contemplando el firmamento? ¿Será una gacela franca encantando al Ser Humano? ¿O la pasión que impulsa al Cristo sobrehumano?
 ¡Siembro amor a los cuatro vientos! Pan de alborada mi trigal… Más consumadas las vidas por bien morir. Y consumada la muerte de tanto aliento.
 Quiero quedarme en la Paz del Vacío. Ser el Uno enamorado."