¡¡ Preocupado yo....Anda ya.!!

martes, noviembre 09, 2010




¿Quién no se ha sentido preocupado alguna vez ? Habéis tenido esa sensación de que algo marcha mal y que no sabéis qué es...;es como una intuición remota, un presentimiento que provoca en uno conductas de inquietud y nerviosismo. Me refiero con ello al sentimiento de PREOCUPACIÓN.

Al parecer los expertos en psicología clínica, debido a la situación por la que padece muchas familias, han diagnosticado un nuevo síndrome o trastorno psicológico llamado TRASTORNO DE LA PREOCUPACIÓN. ¡¡ vaya sorpresa!!

Se trata de un estado de ansiedad, desasosiego, ofuscación e inquietud que surgen ante los problemas. Y los problemas no son mas, que hechos que suceden para que se le encuentren soluciones. Entonces una vida sin problemas sería una vida gris y muy aburrida.

Yo si os digo la verdad, la prefiero así antes de tener la mente ocupada intentando buscar una solución que no llega.

Es decir, que una preocupación es una señal que nos alerta sobre la necesidad de hacer, actuar u ocuparnos para resolver un determinado hecho. Generalmente las preocupaciones se vuelven un hábito y un estilo de vida y pierden su verdadera razón de ser.


Son tantos los problemas comunes que nos rodean y que si tuviéramos que hacer una lista me quedaría corto. ¿Pero, cuáles son los que realmente nos "PREOCUPAN" ? En primer lugar tenemos los problemas económicos: (el giro atrasado del carro, el alza de la inscripción del colegio de los niños, los útiles escolares, el recibo del condominio, de la luz , el agua y la presión de un salario que cada vez se hace mas pequeño etc).

Luego están los problemas de salud: (esa dolencia crónica que nos asusta, los niveles elevadísimos de glicemia en la abuela y su resistencia a cuidar su alimentación, la operación a la cual se le ha dado largas y que hay que hacerle a un miembro de la familia, las epidemia de dengue que amenazan con una gran parte de la población etc).

Por último y perdiendo importancia los problemas relacionados con las relaciones: (ya sean relaciones amorosas o interpersonales: la falta de comunicación en la pareja que está afecta la convivencia, las formas de evasión que se eligen para evadir los problemas, como el alcohol, las drogas, los juegos, el trabajo excesivo, las diferencias entre miembros de una misma familia. etc).

Ya por último y no menos importante los problemas de seguridad: la falta de seguridad pública, ofrece al ser humano de hoy un estado de ansiedad que le genera una de sus mayores preocupaciones. (la inseguridad social, la inseguridad de las propiedades y de la propia vida.

En fin , ya sabéis hay que preocuparse menos y actuar de manera que conectemos mente y cuerpo. Hasta otro ratito...

10 comentarios:

María dijo...

Ocuparse y no pre-ocuparse es mi lema.
Saludos

Alicia dijo...

problemas,problemas y más problemas, pararse a pensar siempre es un problema.....

Maripaz Brugos dijo...

Hola,que razón tienes...si no tuvieramos problemas, nuestra vida seria gris y monotóna...pero bueno, tampoco los estoy pidiendo a gritos.
Son como la sal de la vida. Lo interesante es saber ir solucionando lo que nos llega, sin perder los nervios, la alegria, la serenidad...

Un abrazo

Paco Alonso dijo...

Paso a saludarte y degustar tus letras en esta magnifica entrada.
Despues de la tempestad...
Un cálido abrazo.

SILVIA dijo...

A veces es inevitable preocuparse...depende de la intensidad del problema en cuestión.
Un abrazo!!!

María dijo...

Si es que la vida está llena de problemas, cuando se soluciona uno, después viene otro, y luego otro, y si encima, somos algo preocupados, las preocupaciones se ensanchan más, es inevitable sentirlos, además, somos personas, y, por lo tanto, lo normal es preocuparnos por las cosas, aunque siempre dentro de un equilibrio.

Espero que lleves tus exámenes genial, ya nos contarás.

Un beso.

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

NO PREOCUPARSE... NO PREOCUPARSE... NO PREOCUPARSE... NO PREOCUPARSEEEEEEEEEEEEEEE...

EN TODO CASO...

UN ABRAZO GRANDE

S. dijo...

Y yoooo no sé porqué se me ha borrado tu direcciónnnnnnnn
Bueno ya te he pillado otra vez.
Ayer tuve una fase de esas de las que hablas.Empecé teniendo gases,de esos que se te meten en el pecho y parece que te va a dar un infarto,y terminé con tembliques,del stress que me produjo todo.Y es que creo que todos deberíamos tener un pscicologo al que acudir.La salud mental necesita tener su calma.
Un besazo

MIGUEL ANGEL dijo...

Púes sí la verdad que no estaría mal que tuviéramos un psicólogo para poder compartir nuestros problemas personales y hacer de la vida algo más ligera. No obstante hay que conformarse con el que tenemos o la que tenemos al lado. Un beso.

Alfonso dijo...

Hay gente que son perfectos profesionales para crear problemas. Viven de los problemas. Su negocio es hacer problemas. Cuánto más problemas tenga las gentes, más felices son.
Te escribo un poema. Te regalo un verso. Y luego, te creo un problema.Me invento una crisis para ti. Para que te sientas mal, para que te hundas y para que vengas a mí, de rodillas, rogando que yo te salve de lo que yo mismo te he creado.
Que se vayan a la eme. Con sus problemas y sus crisis. Yo, a pesar de todo y de ellos y de ellas, he decidido, ser feliz.