FAMILIA Y DISCAPACIDAD: UN MUNDO COMPLEJO

miércoles, septiembre 09, 2009

La familia es el primer contexto socializador por excelencia, el primer entorno natural en donde los miembros que la forman evolucionan y se desarrollan a nivel afectivo, físico, intelectual y social, según modelos interiorizados. Las experiencias que se adquieren en la primera infancia, de cualquier tipo, y los vínculos de apego que se dan en ella van a estar determinadas por el propio entorno familiar generador de las mismas.

Es la familia quien introduce a los hijos en el mundo de las personas y de los objetos y las relaciones que se establecen entre sus miembros van a ser en gran medida modelo de comportamiento con los demás, al igual que lo va a ser la forma de afrontar los conflictos que se generan en el medio familiar.

Sin embargo; podemos hablar desde otra perspectiva y resulta difícil de asumir el hecho que un hijo te salga con discapacidad. Muchas familias jóvenes se encuentras con este grave problema, que no se si catalogarlo así.

Lo raro de todo esto es que se encuentra con muchas barreras psicológicas, se autoevalúan preguntándose que es lo que han podido hacer mal para que les ocurra esto, buscan multitud de caminos para solucionar su enigma. Tratan de convencerse de que estos no les están pasando evitando la situación, pero al regresar a sus casas comprueban que no estan viviendo un sueño o pesadilla sino más bien es un realidad.

Lo bueno de todo esto es que gracias a Dios, contamos hoy día con profesionales expertos en el campo de la investigación, me refiero tanto a maestros/as, psicólogos, orientadores, trabajadores sociales, pedagogos, ...etc, que nos asesoran para poder hacer frente a ello, convirtiéndonos en la mayoría de los casos en mejores padres, maestros.

Se preguntarán por qué trato este tema tan delicado. Pues bien, no hace mucho al hijo de un buen amigo le diagnosticaron una enfermedad rara, es la manera que tienen hoy día los médicos de catalogar a estas discapacidades. Cosa que me parece lamentable ya que tiene su nombre técnico científico.

Me comentó su enfermedad, una distrofia muscular degenerativa. Me alarmé bastante porque tan sólo tenía 3 años y claro como a cualquiera esta noticia te deja un poco fuera de juego. También es vedad que para esto nadie está preparado, y aunque estoy formado profesionalmente también tengo mis sentimientos. Es por ello y por otros motivos que ya he adelantado en mi blog, por lo que me he dedicado de lleno a poder trabajar con el colectivo de niños/as con cualquier discapacidad.

Dedico este post a mi buen amigo Antonio.

Aquí os dejo un vídeo digno de ver.


6 comentarios:

Alfonso dijo...

El problema de los niños con discapacidad es cuando dejan de ser niños. ¿Se ocupa el estado con el mismo interés que cuando eran pequeños?
Tengo un primo autista con 30 años que ahora está en televisión. Ha tenido los mejores psicólogos. Los mejores maestros.
Pero ¿qué será de un niño con discapacidad severa cuando sus padres falten?
This is the question.

Agata dijo...

Se necesita mucha fuerza.Pero no se deja de amar a un hijo porque tenga discapacidad.Si una madre ama como a nadie a un hijo,que está sano,imagínate cómo ama a su hijo que necesita de ella.Yo no podría ver "apagarse a mi hijo o a mi hija".Sólo pido en esta vida que sigan sanos.Por favor.Y a esas familias todo mi apoyo.No consigo ponerme en su lugar.Menos mal que hay amigos como tú y profesionales como tú.Así,se hace más llevadero.

MIGUEL ANGEL dijo...

Muchas gracias Agata. Es verdad que el amor de una madre, pero sobre todo la labor de profesionales hacen que la vida de estos niños sea menos sufrida.

MIGUEL ANGEL dijo...

Son preguntas que tienen respuesta si
los familiares más cercanos se quieren hacer responsables de la tutela. Tambíen existen otras vias como asociaciones y escuelas de casa hogar para personas con discapacidades muy severas y que sean dependientes de los demás. Pero la última palabra la tiene los familiares.

Satie dijo...

Interesante entrada.Estoy de acuerdo contigo en que afortunadamente hoy se cuenta con personalespecializado para atender estos problemas. ¿te imaginas en la edad media?

MIGUEL ANGEL dijo...

Prefiero no pensar. Sólo de hacer un salto en el pasado me pongo enfermo de saber cómo tratarían estos nños.