¿Crees en la amistad o has dejado de creer?

miércoles, septiembre 16, 2009

Todos tenemos amigos, o al menos eso pensamos; entre ellos, siempre hay algunos que es el mejor o la mejor amiga; también es cierto que muchos nos han traicionado o simplemente dejaron de ser la persona con la que alguna vez compartimos buenos momentos

Dicen que un buen amigo es una bendición, Hay quienes no creen en el valor de la amistad, incluso hay quienes aseguran que los amigos se cuentan con los dedos de una mano. Lo que es verdad, es que todos en algún momento hemos creído tener un mejor amigo/a, al que le hemos confiado nuestros temores, secretos y más.

En términos generales, un amigo es fiel, leal, te sabe escuchar y aconsejar; tienen empatía y, lo más importante, es que en ningún momento busca sacar provecho de ti, mucho menos hacerte daño.

A un buen amigo lo puedes conocer en la escuela, la universidad, con tus vecinos, en la calle, donde sea; lo que todo llegamos a pensar es que la amistad será para siempre, pero no siempre es así.

Con los amigos podemos hacer casi todo. Recuerdo que entre amigos jugábamos al monopoli, ese juego tan divertido pero a la vez tan ambicioso que hacia que sacáramos nuestros peores temores, a las bolas, a las cartas, o cuando menos a juegos de calle, como al esconder, a la comba y a los cromos, sí no me avergüenzo porque me lo he pasado estupendamente con las niñas.

Lo importante de todo esto, es saber que hasta en los peores momentos, se puede tener su consejo y apoyo.

Pero lo peor de los amigos es cuando te das cuenta que te han traicionado, te han lastimado o por qué no te han utilizado para sacarte el jugo. Si amigos, tengo algunos así y la verdad les he dado de lado porque he comprobado que no son dignos de estar en mi vida.

Lo curioso de todo esto es que jamás les dije nada porque no merecía la pena gastar energía y tiempo.
Sin embargo, soy tan tonto que sigo manteniendo amigos así.

Aun así, cuando les veo por la calle y les miro tengo la osadía de saludarlos por educación. Es que creo que lo bueno de mi persona es que no sirvo para guardar rencores. De nada sirve.

Ahora si es verdad que cuando uno pasa por esto, no es nada fácil, sobre todo, porque empiezas a darles tantas vueltas a la cabeza, haciéndote preguntas de si has hecho algo mal y por qué te han hecho daño. Es decir, que sin pensarlo uno mismo se crea una lucha psicológica que al final no sirve para nada.

Pero siempre me quedo con algo que para eso la vida siempre enseña; no tropezar dos veces con la misma piedra.

Dicen que una buena amistad es para siempre y, tal vez, ahora sea difícil decirlo y ver quiénes continuarán siendo nuestros amigos hasta la muerte, pero recuerda que para fomentar esa amistad eterna, la comunicación, la confianza y el respeto son fundamentales.


Para terminar amigos mios, aqui os dejo algo sobre Alex Ubago.





4 comentarios:

Alfonso dijo...

Mucha gente utiliza la palabra amigo con mucha ligereza. Yo puedo contar a mis amigos, con los dedos de una sola mano. Y es bueno jugar con niñas, yo también jugué con mi hermana mucho.

Agata dijo...

Quien tiene un amigo tiene un tesoro.Yo creo en la amistad.Y en ella he visto lo que se puede hacer en momentos malos.Esos momentos donde cuando uno mira a su lado ve como corren espantados más de uno.Pero se quedan los verdaderos amigos.Esos que no dejan que te derrumbes.Esos.Esos son los que yo quiero.Afortunadamente tengo algunos.Que serían capaces de quitarse un trozo de pan para darmelo si hiciera falta.Esos amigos que no sólo están pendientes de mí.También de mis hijos.A esos,los valoro aún más.
Los amigos de fiesta...no son amigos.Son gente artificial.Y el médico me recomendó cosas naturales...jejeje.

MIGUEL ANGEL dijo...

Je, je, je. La verdad que como tu bien dices, amigos solo podemos contar con los dedos de la mano.

MIGUEL ANGEL dijo...

Ni que lo digas, amigo Alfonso. Además ya tienes experiencia en el tema.