El poder del amor: Somos dos en uno.

martes, mayo 29, 2012



Ya Madre  Teresa de Calcuta decía que había que amar hasta que nos doliera el corazón. Se dicen tantas cosas del amor que en los días que corren se ha llegado a comentar que el mundo está enfermo de amor. Sí amigos, porque amar es manifestar un sentimiento entre dos personas, es actuar con gratitud, es hacer algo a cambio de nada, es ofrecer todo por algo, un agradecimiento; es sentir un gesto de amabilidad; es volcarte hacía el prójimo ofreciendo todo por nada. Qué coste tan bajo cuesta amar y sin embargo todos nos hemos olvidado de ese sentimiento tan hermoso.
Cuesta no creer que la iglesia ( siendo peregrina de la palabra amor ) por ejemplo, rechace el amor incondicionado de dos hombres que se quieren, o por qué no dos mujeres ¿ Se trata de amor?  Es un tema que está a la orden del día y que en España con el cambio de gobierno se ha suprimido de un plomazo de una materia como es  Educación para la ciudadanía. 
Como a esto podemos sumarnos otros aspectos como son  actos de homofobía, pobreza ..,etc.
¿Estamos realmente actuando correctamente con aquellos que de verdad manifiestan su amor? Se merecen ser castigados y catalogados como enfermos mentales, según pude leer por ahí de un obipo.
¿Se ha parado alguien por un instante a pensar de lo que sufren estas personas?
Palabras literales que pude extraer de un compañero amigo:
La depresión es tan extraña, sobretodo cuando parece no sólo cubrirte a ti, sino a todos a tu alrededor. Sin embargo hay cosas que nos alegran, que nos hacen felices por lo menos un instante.

Es increíble como la comunidad laica ataca a estas personas por demostrarnos que de verdad el amor es posible rebasando las barreras que la sociedad impone.
Siempre he querido pensar que vivimos en un país donde la libertad de expresión, la libertad moral-ética, la libertad de elegir..,etc está de nuestra parte.
Por qué encadenarnos en el subconsciente y no aceptar el amor de dos personas de igual sexo. 
¿ son personas o enfermos mentales? 
No quiero hacer de un granito un montaña de arena. Lo importante de todo esto es antetodo  la FELICIDAD. Sí porque si eres feliz todos los que te rodea contribuye a ello.
Me quedo con estas palabras de Madre Teresa:
"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota."

3 comentarios:

Jabo dijo...

Hola Miguel Ángel: el amor es el motor que mueve y mantiene el mundo.
Y debemos respetar todas las formas de amor posibles, porque lo importante es lo que siente una persona por otra, sin tener en cuenta de si son o no del mismo sexo, religión o valga la redundancia, condición.
Un abrazo. jabo

miguelangel atienza dijo...

Exacto, mi amigo Jabo. Gracias.
Tengo ganas de empezar a retomar el timón de mi blog y de poder dedicar a leer el de mucha gente. Pero el trabajo, estudios..me impide hacerlo.
De todas formas gracias por tu visita, siempre me cargas de energía.
Abrazos y bendiciones.

Alfonso Saborido dijo...

Complicado ejemplo el de la madre Teresa de Calcuta que ayudó a los niños pobres pero era homófoba. Esa contradición se da mucho en la Iglesia: amor pero no para todos.
No ven a Jesús en el prójimo homosexual.
De todas formas, Jesús nunca condenó a la homosexualidad. Quien la condenó fue Pablo de Tarso , el inventor de la iglesia actual. Recuerda la película de Agora. Ahí está el germen.