" EL arte de decir NO"

domingo, febrero 20, 2011

Hola a todos. Siento tardar en escribir pero estoy a caballo entre unas oposiciones y el trabajo y cuando puedo pues intento dedicar un poco de mi tiempo libre a deleitaros con un post.

Hoy quiero hablar de como aprender a decir no en situaciones comprometidas.



Una de los consejos que leí en reiteradas oportunidades es “aprender a decir no” algo que no tuvo algún efecto en mi hasta hace unos meses atrás.

Muchas personas intentan aprender a decir no, una frase que no suena en nosotros hasta que nos damos cuenta que el tiempo disponible es cada vez menos y que esas horas excedentes son recuperadas en periodos de tiempo que debemos utilizar para nuestra vida personal, ya sea un hobby, mirar televisión o simplemente un ocio poco creativo.

Decir SI a todo tiene sus problemas y para nada son pequeños, uno empieza a comprometerse con mas y mas cosas llegando un punto en que nuestra vida personal pasa a un segundo plano, algo que irremediablemente terminará por agotarnos, hacernos colapsar y probablemente fracasar en la mayoría de nuestros proyectos.

Al principio me daba un poco de verguenza decirle no a alguién, posiblemente por un problema personal o un miedo de aceptación, pero con el tiempo y unos años encima uno se empieza a preocupar menos por esos asuntos, y prefiere cortar por lo sano, no hay que dudar, si la persona que nos consulta es inteligente sabrá entendernos y nuestra relación no se vera afectada.

En internet encontré un texto más que interesante, y realmente las preguntas previas a una repuesta que nos debemos hacer y que no tienen desperdicio:

  • ¿Tengo realmente el tiempo y la energía necesaria para hacer esta tarea extra?
  • ¿Qué ocurre con esta persona, es bueno para mi actividad?
  • ¿Será lucrativa?
  • ¿La tarea invade mi tiempo personal?
  • ¿Esta tarea es acorde con mi lista de prioridades?

Yo a esta pequeña lista que encuentro muy acertada le agregaría un ítem mas, y es el referente a la intuición de cada uno, es saber decir no a algo que directamente nos “huele” mal, mas de uno se sorprendería de lo acertado que es este sentimiento.

Es interesante ir viendo y siguiendo el progreso individual que vamos teniendo con el paso del tiempo, yo estoy seguro que no pienso igual de hace un tiempo atrás, y espero no pensar igual dentro de un tiempo, los problemas, fracasos y triunfos siempre nos hacen crecer, y hay que aprovechar esto para no tropezar nuevamente con la misma piedra.

Amigos/as si no quereís experimentar lo que yo, os aconsejo que aprendaís a decir NO.

Quizás muchos de ustedes ya lo tengaís asumido pero para otros, este servidor le ha costado muchísimo y aún estoy en proceso de transición. Es un consejo que os regalo y que la vida misma me ha echo afrontar hasta convencerme de ello ,ya que lo que se vive te puede llegar a asfixiar robándote parte de tu tiempo para disfrute personal.

Hasta otro ratito...


11 comentarios:

SILVIA dijo...

A veces resulta realmente difícil decir NO, pero es absolutamente necesario aprender a hacerlo, por nuestro propio bien. Y en ocasiones, por el bien de quienes nos rodean.
Muy buena entrada.
Suerte con esas oposiciones!!!!
Y un besazo!!!

MIGUEL ANGEL dijo...

Gracias Silvia.

Alfonso dijo...

Como decía mi madre, más vale una colorá , que cientos amarillas.
Como cantaba Raimon, Diguem no!!

Agata dijo...

Alfonso tiene toda la razón del mundo.
Y si no sabes decir que no a la primera:aprende a no decir que sí a la primera.
QUÉDATE MUDO,SENTRAÑAS.

Jabo dijo...

EStoy contigo. Es importante y necesario saber decir NO, aunque nos cueste.
Además, es un derecho.
Abrazo. Jabo

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola

A mi me cuesta mucho decir que no. Me ha parecido muy interesante lo que comentas y tendré muy presente la lista que das.

Saludos.

Marina dijo...

Muchas veces es complicado decir NO y luego pagas el precio de un momento de debilidad. Yo estoy en ello porque tengo el alma cansada del puñetero VALE, VENGA, DE ACUERDO.
Un besín

Paco Navas dijo...

Hola Ángel una entrada muy interesante. Yo soy uno de los que es incapaz de decir no, quizás sea por afectividad hacia los que me rodean. Espero poner en práctica estas orientaciones que nos ofreces. Gracias por hacerte seguidor de La Mirada Especial. Ya soy seguidor tuyo. Un saludo, Paco.

Maripaz Brugos dijo...

Saber decir que no, es costoso la mayoria de las veces, quizá por manera de ser, por nuestra educación. Yo hace tiempo que trato tambien de llevar a la práctica esta manera de comportarme, no puede uno llevar a la espalda los problemas de la humanidad entera.
Un saludo

María dijo...

En algún momento nos resulta dificil decir NO pero a veces es conveniente decirlo a tiempo.

Espero que todo te vaya bien, Miguel Angel.

Un beso.

Luciano A Platt dijo...

el decir "no" en la situación justa es todo una proeza para los que estan acostumbrados a satisfacer las peticiones de los demás,este es un tema de respetarse a sí mismo...además podemos caer en el error de creer que nos querrán mas por decir siempre un "si"...este tema es complejo,el ideal sería pensar bien antes de proclamar nuestro"si" de esta manera estamos observandonos hacia donde va nuestra estima y los recursos disponibles que tenemos para dar.
un abrazo grande y muy buenas las reflexiones en tu blog!