Yo no puedo, por que tú no. Quiero igualdad.

sábado, septiembre 18, 2010



¿Por qué solo la mujer abandona el trabajo cuando la familia lo necesita?
Hoy pude leer en la prensa una noticia escalofriante. Decía lo siguiente: De acuerdo con el Ministerio de igualdad, el 96% de las personas que abandonan el mercado laboral por razones familiares son mujeres. ¡¡Increíble verdad!!

En un país como el nuestro, con más de xxxx millones de parados hay que tener motivos realmente poderosos para renunciar al “privilegio” de la nómina mensual.

Pero claro, si eres mujer, tienes hijos y esa nómina te reporta 800 euros al mes y te exige ocho horas diarias en el tajo más otras dos de transporte, con la consiguiente necesidad de una guardería a tiempo completo, enseguida vemos que las cuentas no salen, que trabajar te cuesta dinero, además del coste personal de no ver a tus hijos ni en pintura.

¿Pero por qué este problema es exclusivamente femenino?. Porque todas las medidas de conciliación familiar: reducciones de jornada, permisos de lactancia o bajas por maternidad están destinadas a las mujeres.

Al igual que las mujeres son las únicas destinatarias de la condescendencia con la que les dejan llegar más tarde porque los niños están enfermos, porque tiene que llevarlos al cole o porque tienen cita con el pediatra.

En toda mi trayectoria laboral, jamás he visto a un hombre que cierre el ordenador , salvo el presente, antes de tiempo para llevar a los chavales al dentista o para llegar a tiempo a una reunión con los profesores. Y no es culpa de ellos, si lo hicieran con frecuencia, probablemente perderían el empleo.

Para lograr que la igualdad entre en el mercado laboral, no sólo hay que luchar contra la brecha salarial, también hay que tomar medidas valientes. Una de ellas es el permiso de paternidad obligatorio sin que se restrinja el tiempo del que ya dispone la madre. No de cinco o diez días, para ir al hospital, registrar al niño y poco más, sino del tiempo suficiente para implicarse en el cuidado de los hijos en sus primeros meses de vida, cuando se sientan las bases del reparto de tareas.

Si en las entrevistas de trabajo sólo a las mujeres se les interroga si tienen intención de formar una familia, si sólo tienen que frenar el desarrollo profesional cuando sean madres, seguirán siendo sospechosas de absentismo laboral por el simple hecho de ser mujeres en edad de procrear. Y puede que además, si alcanzan el empleo, tengan que dejarlo porque no se les puede permitir el lujo de trabajar.


Por cierto, mis más felicitaciones a la Señora Alcaldesa, Pilar Sánchez, por su triunfo, como candidata a la alcaldía de Jerez de la Frontera. Una vez más, se torna un ejemplo y fortaleza, constancia y valía en la mujer.

9 comentarios:

María dijo...

Interesante tema expones.

Todavía hay mucho que luchar porque el machismo no desaparece de la noche a la mañana, hemos ido avanzando, pero aún queda mucho camino por recorrer.

En el campo laboral: Los hombres ganan más que las mujeres, las mujeres son indiscriminadas en cuanto al trabajo, los empresarios prefieren hombres, de ahí que haya más paro entre mujeres.

En las tareas del hogar: La mujer es la que más carga familiar lleva aún trabajando los dos fuera, porque las tareas del hogar recaen en un 80% para ella.

En el cuidado de los hijos: Exactamente igual.

Espero que poco a poco esas desigualdades desaparezcan con el paso de los años, ya que la educación y cuidado de los hijos, es cosa de los dos: PADRE Y MADRE.

Un beso.

PD.- Mucha suerte en tus exámenes.

SILVIA dijo...

Triste pero real. Así están las cosas y parece que a nadie le importa.
Una de las primeras preguntas que se le hacen a una mujer en una entrevista de trabajo es si está casada, para continuar con ¿Piensa usted tener hijos? Y estas preguntas se hacen incluso antes de preguntar por su experiencia laboral, incluso antes de mirar su curriculum. Me parece vergonzoso.
Ahora bien, para ser justos, hay que decir que hoy en día el hombre toma mucho más partido en la casa, con los niños... Creo que en este aspecto el hombre ha avanzado muchísimo y se ha abierto.
La cuestión es: ¿Porqué damos siempre por supuesto que ha de ser la mujer la que se ocupe de casa e hijos y el hombre el que "traiga el pan a casa"?
Cuestión de esteriotipos diría yo.
Ya va siendo hora de dar la vuelta a la tortilla, al menos, va siendo hora de compartirla.
Un abrazo!!!

MIGUEL ANGEL dijo...

Hola María, sí queda mucho por labrar para imaginar una sociedad de igualdad de género. Pero aunque creamos que se avanza poco se estan alcanzando muchos objetivos que hoy dia son una realidad.
En cuanto a los exámenes, comentarte que los he aprobado; estoy muy orgulloso y contento. Gracias y besos.

MIGUEL ANGEL dijo...

Uy Silvía, compruebo por el tono y la manera en que te expresas que has sido víctima de alguna de las entrevistas con trampa en que alguna de las preguntas es si será madre o no. De todas formas, pienso que la sociedad sigue avanzando y que con el tiempo podremos mantener una igualdad en todo los apectos. Eso espero. Besos.

Jabo dijo...

ES así, Miguel Angel, y he sido, con rabia, testigo de algunas discriminaciones laborales hacia la mujer.
Hay que seguir luchando mucho en este campo.
Abrazo. Jabo

María dijo...

¡¡¡Muchas felicidades!!!! me alegro mucho que hayas aprobado, Miguel Angel, estarás orgulloso de tí, amigo, qué bien está eso de que lo que uno se propone... lo consigue.

Un beso.

Alfonso dijo...

Para que luego digan que en España no es necesario un ministerio de Igualdad que lleva muy bien llevado nuestra paisana Bibiana Aído, consiguiendo muchos derechos para la conciliación familiar, en contra de la discriminación de las mujeres y a favor de las parejas del mismo sexo por ejemplo.
Me uno a la felicitación a Pilar Sánchez, una gran mujer, socialista, que llevo a capa y espada su condición de mujer, y a la que le deseo el mejor de los triunfos electorales.
No podemos dejar pasar a la derecha para que ni las mujeres ni otros colectivos sufran la desigualdad que se vivía en cuestión de derechos en la era de Aznar.

SOMMER dijo...

Tu mismo das las respuestas, querido Miguel Angel. En todo caso, es increible, en pleno siglo XXI....


Un abrazo

S. dijo...

Bueno,generalmente el hombre gana más que la mujer.Mi hombre trabaja en lo mismo y gana el doble que yo.
La verdad,es que no nos dan ninguna facilidad para ser madres