" Momentos para la reflexión"

jueves, mayo 13, 2010



Los tiempos en que uno era estudiante durante un tiempo para luego pasar a ser trabajador y no volver a abrir un libro en la vida ya han quedado atrás. Ahora, la mayoría de los trabajadores y de los que no están activos siguen siendo además estudiantes. Y es que nadie quiere perder su empleo por no estar preparado, nadie quiere quedarse atrás.

Por eso, hoy más que nunca todos sin establecer diferencias de género apuestan por el progreso; yo en particular sigo estudiando para poder lograr un puesto de trabajo. Está claro que la enseñanza tiene ahora más valor que nunca. Y eso que las estadísticas hablan por si sólo de que estamos pasando por un mal momento educativo.

La formación es un elemento clave en cualquier carrera profesional. Siempre ha sido así. La diferencia es que ahora esta formación nunca se da por finalizada. Los trabajadores se preocupan cada vez más de mantener activo un desarrollo profesional y eso significa apostar por profesionales que se enfrentan a un futuro.

Seguir estudiando es considerado como un valor de las personas que trabajan hoy dia: asegura su puesto actual y les da mayores posibilidades a la hora de encontrar un nuevo empleo. Otras veces ocurre lo contrario pero no tiene por qué ser así.

Yo soy de los que digo que mientras tenga mente para ello seguiré formándome porque creo que siempre vendrá bien ampliar conocimientos.

Para terminar os dejo con una de mis frases favoritas que quiero compartir con ustedes y que creo que vendría bien guardar.

"Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber".

18 comentarios:

guriarte dijo...

Maravillosa reflexión

MIGUEL ANGEL dijo...

Gracias guriarte...

Jabo dijo...

Quien tiene entusiasmo, ilusión y goza aprendiendo cada día, tiene ya casi todo ganado. Jabo

Alfonso dijo...

El estudio es una estupenda opción, mientras no te toque un mal profesor. Puede hacer que odies una materia de por vida.

MIGUEL ANGEL dijo...

¡Uy! eso me recuerda a un profesor que tuve en el instituto y que me impartía Historia. Qué lástima¡¡.
Porque de lo único que me acuerdo son de sus horribles métodos de estudio y no de los conocimientos de historia que tan importan son hoy para la cultura. Me siento tan defraudado.
Podría haber aprendido mucho más sino me hubiera tocado un docente con tan poca vocación por la enseñanza.
A todos se les debería hacer una prueba para comprobar si están preparados para saber educar.
Saludos.

MIGUEL ANGEL dijo...

Eso digo yo Jabo. Gracias por tu opinión.

SOMMER dijo...

Yo sigo estudiando, porque tengo un complejo de ignorante de la leche...
Tengo verdadera ansiedad por saber, por conocer.. (llevo dos carreras y dos máster y pronto caerá, dios mediante, la tercera carrera).
Abrazos amigo.

MIGUEL ANGEL dijo...

Vaya y yo que creía que era el único que se mostraba interesado en el estudio. Y al final veo que me rodeo de gnte muy compentente y e inteligente. Un abrazo amigo.

Mª Dolores dijo...

La formación continua no debería ser sólo un placer, Miguel Angel. Opino que debería ser una obligación.
Es loable de tu parte que continúes formándote - y seguro que no es para mejorar laboralmente hablando-. La sociedad evoluciona más rápidamente de lo que creemos y no nos podemos quedar con los conocimientos que aprendimos ayer.
¿Sabes que en algunos estados ( no recuerdo dónde) de EEUU (y no es que sean santo de mi devoción) obligan a los profesionales a reclicarse continuamente y a pasar un examen (llámale oposición o cómo quieras) y si no lo superas, te echan para atrás?. Es decir, lo de funcionario de por vida como aquí, nada de nada. O te actualizas o a la calle.
No sé como lo ves tú. Yo en el campo de la educación que es donde yo me muevo, no lo veo tan mal.

Dulós, 46 años, periodista. dijo...

Bonito comentario. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices.
Yo siempre he sido una persona muy inquieta. Me encanta aprender cosas nuevas. El conocer y saber es maravilloso. Como más sabe uno, más disfruta de la vida.
Y te planteo una reflexión: los ignorantes y pobres son más felices, y sufren menos porque no echan de menos nada, ya que no conocen nada...?

MIGUEL ANGEL dijo...

Pues si. Creo que cuanto menos se aprende menos se escribe y menos se preocupa de las cosas que le rodean.
No se si será bueno o no pero no es mi caso.

MIGUEL ANGEL dijo...

Dolores pues claro que lo veo genial. Ojalá pasara por aqui como tu dices por ahí. Muchos funcionarios, no me gusta generalizar, se pasan la vida estancados y sin tan siquiera actualizarse. Es el caso de profesores que ni tan siguiera quieren ir de forma paralela a las nuevas tecnologías. Les da miedo o quizás piensan que sus métodos tradicionales son más efectivos.
Pienso que todos debemos y estamos en la obligación de formarnos, incluso los que tenemos un puesto fijo, los llamado funcionarios.
Pero como el nombre de mi post indica es tan sólo una reflexión no una afirmación. Un besote

Laura Herrera dijo...

Hola Miguel Angel,
Acabo de descubrir tu espacio y por falta de tiempo me quedo con ganas de conocer más...Te seguiré cerquita para leerte, un abrazo desde Conil.

MIGUEL ANGEL dijo...

Muchas gracias Laura. Y bienvenida seas a este espacio personal y familiar.

María dijo...

Hola, Miguel Angel

¿Qué tal los exámenes? espero que todo vaya bien.

Para poder trabajar es necesario estudiar.

Ahora, como no hay trabajo, muchos de los trabajos de categoría inferior lo están ocupando personas con carrera, y los que tienes estudios inferiores se quedan afuera.

Es importante seguir estudiando.

Un beso.

MIGUEL ANGEL dijo...

Los exámenes todavía no han empezado pero pronto me meteré de lleno en el saber agridulce de los resultados.
No obstante, gracias.
Un abrazo cálido.

Amig@mi@ dijo...

Y yo que tengo vicio...
Siempre estudio. No puedo dejarlo, cuando no es una cosa es otra, pero siempre tengo algo entre manos.
Y no trabajo, es lo más extraño. Estudio por y para mí.
Un abrazo

MIGUEL ANGEL dijo...

Entonces estamos igual. Yo tampoco trabajo y sin embargo estoy en el mismo barco que tú, siempre intento estudiar algo y me encanta saber tantas cosas... que poco es lo que lo que emprendo que no termine. Asi que ya somos dos. El aprender siempre es bueno mientras el cuerpo nos lo permita. besoss.